Statement

[…] “El arte debe ocuparse de lo real, aunque poniendo en cuestión todas las concepciones de lo real. Transforma siempre la realidad en fachada, en representación, y en una construcción. Pero también plantea la pregunta sobre el porqué de esa construcción.” Mike Kelly

Los excesos de la era hipermoderna, el eclecticismo de una expresión artística que camina entre la experimentación con los materiales y la remezcla de las distintas formas del hiperconsumismo, me sirven para generar una serie de trabajos que intentan adaptarse al contexto político del cubo blanco, del espacio público y del espacio para la rebeldía.

La idea de cambiar el mundo es tan legítima como la de dejarlo como está. El esfuerzo que desde mi práctica artística e investigadora consiste en plantear cuestiones, dudas o incertidumbres sobre todo lo que se nos impone como modelo, sirve para modular mi discurso con el que se incita al espectador a desarrollar una visión crítica y no aceptar todo lo que viene impuesto, a través de la ironía, el sarcasmo, la incoherencia reconocida, los sentimientos encontrados…

Lo político a través del arte es algo que me inquieta, pero lo considero cada vez más necesario desde una perspectiva en la que toda acción artística y todo lo que implique una responsabilidad sobre la consecuencia de la propia obra, constituye en cierta manera un acto político. Y este acto no consiste en convencer ni adoctrinar, sino en mostrar, interviniendo en ese después en el que el espectador piensa que la experiencia artística ya ha acabado.

[…] “Yo lo de cambiar el mundo lo veo una gilipollez
yo solo quiero hacer algo divertido
no me quiero comer la cabeza
lo único que quiero es montar una buena fiesta
y que la gente se lo pase bien conmigo”
Pony Bravo (fragmento de “Mi DNI”)

Search